1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://ajedrez.about.com/od/chesshistory/a/The-History-Of-Chess-Part-Iii-Champions-Emerge.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

La historia del ajedrez, Parte III: Surgen los Campeones

Por

Por los 1800, el ajedrez era, en esencia, el mismo juego de hoy en día, y es ahora cuando el concepto de campeón mundial de ajedrez comienza a entrar en las mentes del público aficionado al ajedrez. Como se mencionó en la Parte II de esta serie , los franceses dominaron la escena del ajedrez en el siglo XVIII y también a principios del XIX, con jugadores como Philidor y Le Bourdonnais, que no tuvieron rival al menos hasta el año 1840.

En 1843, el inglés Howard Staunton, el homónimo de las famosas piezas Staunton, jugó dos enfrentamientos con Pierre Saint-Amant, el mejor jugador francés de la época. Staunton resultó victorioso y algunos observadores comenzaron a considerar la idea de que Staunton podría ser el mejor del mundo: un campeón mundial, quizá. Sin embargo, nadie afirmó que el enfrentamiento fuese por el campeonato mundial, y por lo tanto, fue un título menor, como mucho.

Londres 1851

Uno de los eventos más importantes de la época fue el de Londres 1851, el primer torneo internacional de ajedrez que se había celebrado. El torneo fue idea de Staunton, y se diseñó para reunir a los mejores jugadores de Europa. Aunque no existía ELO por aquel entonces, podemos echar un vistazo a los datos de Chessmetrics de Jeff Sonas de la época, para comprender qué tan alto estaba el nivel en aquel entonces. Staunton había sido considerado el mejor jugador del mundo y a él se unía Lionel Kieseritzky, de Francia, que ostentaba el mayor nivel de Chessmetrics del mundo en el momento del torneo así como por otros jugadores de entre los mejores, como: Elijah Williams, de Inglaterra, Adolph Anderseen, de Alemania, y Johann Lowenthal, de Hungría.

En total, se reunieron 16 jugadores, y el torneo se organizó como un evento innovador. Los jugadores debían ganar dos partidas para ganar los enfrentamientos de la primera ronda, y después debían ganar cuatro partidas para lograr la victoria, las tablas se ignoraban.

El sorprendente ganador del torneo fue Anderssen, quien, según Staunton, no era el jugador más fuerte de Alemania que había asistido al evento. Anderssen nunca se enfrentó a una partida en la que peligrara su clasificación, demostrando a la mayoría de observadores que era el jugador más fuerte del evento, derrotando a Kieseritzky y Staunton en las primeras rondas, antes de derrotar a Mamaduke Wyvill en la última ronda.

Anderssen no consideró que ganar el torneo le otorgase el título de campeón mundial, pero poco a poco, el apoyo por esta idea comenzó a incrementarse. En los años siguientes, Anderssen fue considerado el jugador más fuerte de Europa.

Este torneo también es notable por disputarse sin control de tiempo. Los problemas de horarios y el malestar general causado por la duración de algunas partidas (especialmente por jugadores conocidos por ser lentos) propiciaron el nacimiento del reloj moderno de ajedrez.

Un prodigio de Estados Unidos

Quizá el jugador más completo y alucinante de la época precampeonatos fue el jugador estadounidense Paul Morphy . Aunque la carrera de Morphy fue relativamente corta (solamente jugó enfrentamientos serios durante algunos años a finales de la década de 1850), se colocó como el mejor jugador del mundo, derrotando sin problemas a todos los retadores de Estados Unidos, en primer lugar, y, después, de Europa. Cuando Morphy jugó contra Anderssen en 1858, ganó fácilmente (7-2, con dos tablas), y aunque Anderssen no se sentía en su mejor momento, reconoció que Morphy era el jugador más fuerte, quizá el mejor rival contra el que jugar. De hecho, el estilo de Morphy fue precoz para su época; aunque podía jugar el mismo tipo de ajedrez combinatorio sorprendente que jugaban la mayoría de sus maestros contemporáneos, también era capaz de resolver posiciones cerradas, mostrando una maestría sorprendente del juego posicional y una gran comprensión sobre cómo preparar el ataque.

Morphy fue reconocido en Europa y en los Estados Unidos como el Campeón Mundial de ajedrez , aunque era un título no oficial por aquel entonces. Quizá Morphy podía haber tenido la oportunidad de proclamarse con este título de manera oficial, pero se retiró del ajedrez poco después de llegar a la cima.

Después de Morphy

Esto dejó a Anderssen, de nuevo, el jugador más fuerte del mundo. Anderssen demostraría su fuerza ganando el torneo de Londres de 1862, un torneo de todos contra todos a 14 rondas en el que las tablas se volvían a jugar en lugar de contar como medio punto. Anderssen acabó con una puntuación de 11/13, dos puntos por encima de su compatriota Louis Paulsen.

Quien finalizó en sexta posición en Londres 1862 fue una estrella de Austria en auge: Wilhelm Steinitz . Su mejora culminó en una victoria ajustada contra Anderssen en un enfrentamiento disputado en 1866. Aunque algunos comentaristas declararon, de nuevo, que esto haría campeón mundial a Steinitz, la falta de un acuerdo universal sobre este hecho antes del enfrentamiento, sumado al hecho de que Morphy aún estaba vivo, significaba que este título no estaba reconocido mundialmente por entonces (y tampoco lo está actualmente por los historiadores del ajedrez modernos). Sin embargo, tras la muerte de Morphy en 1884, Steinitz demostraría que realmente se merecía este título.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.